Arquetipos de Mujer

Captura de pantalla 2018-11-27 a las 14.52.11.png¿Qué son los arquetipos que tan de moda están?

Para entender el significado de esta palabra, primero hay que saber que proviene del griego y que está compuesta por arché (fuente) y typos (modelo o patrón). Son patrones en la mente humana, interpretados con imágenes por el inconsciente colectivo desde tiempos remotos.
A veces la mente necesita darle forma a conceptos o características con imágenes, bien sea de animales o de figuras humanas para poder interpretar algunos aspectos de nosotros mismos.

En concreto los arquetipos de la mujer, se representan con Diosas según Jean Shinoda Bolen o con las diferentes edades de la vida según Miranda Grey. Ellas recuerdan unas cualidades y rasgos, por los que una mujer podría identificarse durante las fases de la vida o del ciclo menstrual con cada una. También es cierto que algunas características pueden estar más desarrolladas que otras, pero eso no nos exime de pasar por todas esas fases.

DONCELLA – INOCENCIA

La primera fase de la vida o adolescencia (menarquia), se corresponde a la primera fase del ciclo menstrual, es decir la Pre-ovulatoria y está representada por el arquetipo de la Doncella y las diosas Afrodita y Atenea. Como en la primavera, es una fase de renacimiento, con mucha energía y ganas de relacionarnos. Tenemos el ímpetu necesario para llevar a cabo las tareas de forma eficiente y además nuestra mente nos acompaña de una forma muy racional, dándonos grandes ideas. Como buenas Afroditas estamos más divertidas y juguetonas en la sexualidad, ya que nos sentimos más bellas y libres. La influencia de Atenea nos otorga independencia y nos sentimos capaces de todo sin necesidad de sostén, esa racionalidad está relacionada con el padre/masculino/racional.

MADRE – NUTRICIÓN

La segunda fase de la vida o edad adulta (fertilidad), se corresponde a la segunda fase del ciclo o fase Ovulatoria. El arquetipo que la representa es la Madre y las diosas Demeter y Hera. Como en el verano, es un momento de plenitud y esplendor en el que nuestra autoestima es mayor y podemos materializar con creatividad aquellas ideas de la fase anterior. Se corresponde con la madre porque es una fase de mayor fertilidad y también porque nos damos a los demás con entrega maternal, por eso también se representa con la diosa Demeter. Además tenemos un mejor entendimiento con los demás, porque aumenta nuestra capacidad de escucha y comunicación. Y al igual que Hera, nos sentimos seductoras y dispuestas en la sexualidad, con un mayor atractivo gracias a las feromonas que se disparan.

CHAMANA – PODER

La tercera fase de la vida o madurez (perimenopausia), se corresponde con la tercera fase del ciclo, la famosa fase Pre-menstrual. El arquetipo que la representa es la Hechicera o Chamana y las diosas Hécate y Artemisa. Al igual que el otoño, la Chamana nos invita a recogernos en nuestro interior para sacar a la luz aquellas emociones y necesidades reprimidas. Disminuye las ganas de relacionarnos, de salir, nuestra concentración y la energía vital, todo ello nos permite conectar con nosotras mismas y nuestro mundo interior, pero nos merma el poder enfrentarnos a las dificultades. Gana terreno la sensibilidad, la emoción y un poco de confusión, aunque también la capacidad de poner límites y esto a veces nos genera conflictos en las relaciones. Sin embargo Hécate nos conecta con nuestra intuición, el misterio, nuestra propia sombra y nos facilita la transformación. Artemisa representa la relación con las mujeres en hermandad, siendo un símbolo de mujer indomable y defensora de lo femenino.

ANCIANA – SABIDURÍA

La cuarta fase de la vida o vejez (menopausia), se corresponde con la cuarta fase del ciclo cuando se desprende el endometrio y trae la menstruación. El arquetipo que la representa es la Anciana y las diosas Lilith y Vesta. Al igual que el invierno, la Anciana nos invita a desprendernos de lo viejo simbólicamente y también a través de la menstruación. No quiere decir que cuando una mujer alcanza a completar todo el proceso de menopausia sea una anciana, es solo una equivalencia con el ciclo de la vida y porque en esta fase nos sentimos más torpes, cansadas y con dolores menstruales, igual que las ancianas y sus achaques. La diosa Vesta representa la relación con el hogar y nuestro mundo interno, ahora más sensible que nunca de forma desordenada, incluso irracional, pero que facilita el desapego y la comprensión de que sin muerte no hay renacimiento. En esta fase de revisión de nuestras vidas es fundamental el aspecto de Lilith, que nos conecta con nuestra parte más oscura o sombra y a la vez salvaje, para que rompamos los estereotipos y renazcamos como una nueva mujer liberada, con una sexualidad más espiritual y profunda.

Cuando conocemos esta odisea de cambios hormonales, emocionales y espirituales podemos ver lo valioso que es nuestro ciclo menstrual, porque nos permite ser cuatro mujeres en una y así tener múltiples capacidades energéticas, creativas, transformadoras y de descanso.

TE INVITO A TRANSITAR CONSCIENTEMENTE POR ESTAS FASES CON EL TALLER

«ARQUETIPOS FEMENINOS»

Y DESCUBRIR EL PODER QUE GUARDA NUESTRO CICLO DE MUJER

Imprescincible reservar:

Las plazas están limitadas y

se guardan por orden de reserva:

info@arborea.org

649711579


 

¿TE GUSTARÍA FORMAR PARTE DE LA COMUNIDAD ARBÓREA Y RECIBIR UNA MEDITACIÓN DE REGALO PARA DESCUBRIR EL ORIGEN DE ALGO QUE DESEAS SANAR?

Haz click en la foto