Las runas vikingas y sus secretos

La magia de las runas


Método de adivinación, yoga, magia protectora, vínculo con los antiguos dioses escandinavos, ciencia, simbología, escritura… Las runas vikingas, tienen una amplia interpretación y son mucho más que un oráculo.

Un poco de historia

Las runas vikingas que hoy conocemos, se desconoce el momento exacto en que comenzaron a utilizarse. Aunque se cree que hace unos 200 años antes de nuestra era, se habían desarrollado totalmente.

Aún así, hay que mencionar que los antiguos sacerdotes germanos, ya utilizaban desde tiempos remotos ideogramas que con el tiempo se fueron fusionando con las letras etruscas. Con el tiempo, esta fusión dio lugar a las runas que actualmente conocemos.

En cambio si hablamos de la mitología escandinava, ya existían mucho antes que incluso los propios dioses. Fue Odín, el «Dios de la Magia» quien recibió por primera vez la iniciación en los misterios rúnicos.

Futhark: Ciencia, magia y paleontología lingüística

Futhark significa alfabeto en germánico antiguo, ya que las runas son 24 signos de carácter lingüístico. Pero en realidad no son un simple alfabeto, son un conjunto de símbolos cargados de magia y con un significado muy profundo y complejo. Así mismo, están divididas en tres grupos de ocho runas y cada grupo, regido por una deidad o una fuerza de la naturaleza diferente.

Esta ciencia está basada en la síntesis antropológica, lingüística, arqueológica, la religión comparativa y los métodos de magia antigua. Una magia con un patrón cosmológico muy amplio abarcando los mundos conocidos y los desconocidos.

Utilidades de las runas

Antes de utilizar las runas, sobre todo si es de manera ritualística es muy aconsejable proteger el espacio y al propio practicante. Como he dicho antes, las runas están regidas por tres deidades o energías de naturaleza diferente. Es por eso que es mejor la prevención y no arriesgarse a que hayan interferencias.

Dicho esto, se puede trabajar con las runas a modo de yoga, adoptando de manera corporal la forma de cada una de ellas. Este tipo de yoga rúnico o mejor dicho gimnasia sagrada de las runas, proporcionan armonía, desde el manejo de las fuerzas internas y la apertura receptiva a la energía del universo.

Otro ejemplo serían los mantras o la pronunciación del nombre de la runa. De esta manera manifestando su fuerza energética, a través de la vibración de ese sonido.

Así mismo, otra utilidad que poseen aunque menos conocida, es su escritura para hacer conjuros y como protección. Incluso se pueden combinar entre sí con otras runas de carácter conector, para que aumente su fuerza mágica.

También se pueden usar como camino evolutivo y de ampliación de la conciencia visualizando y meditando con runas. Además esto último se puede combinar con la gimnasia rúnica o los mantras, potenciando su efecto.

Las runas como oráculo

Según algunos expertos el término «runa», está relacionado con el «misterio», la «sabiduría», un «secreto»… Sin embargo, aunque guardan un tremendo simbolismo y significado, actualmente se conocen más por su carácter adivinatorio.

Cabe destacar, que en este aspecto a modo de oráculo hay que tener en cuenta una serie de cosas. Por ejemplo, tener un lugar adecuado de tranquilidad, un tapete que evite el contacto con otras superficies y una bolsa oscura para protegerlas de energías o vibraciones negativas.

La composición de las runas es indiferente, las hay de madera, de piedra, de minerales de colores, etc. Incluso se pueden crear en casa con piedras y pintura o con madera y pirógrafo. Ésta es una buena manera de personalizarlas y que sean más exclusivas, ya que no han sido alteradas por energías extrañas.

Magia rúnica

Cada runa por separado, tiene su propia utilidad mágica, aunque hay algunas de ellas que potencian el efecto de las demás. Es por eso que en algunos talismanes se encuentra la combinación de varias, que se unen a través de las mencionadas runas conectoras.

En este caso la magia de las runas reside en su símbolo propiamente dicho. Por eso se trata de la realización de sus signos, tanto de manera interna mediante visualización, como de forma externa con un ritual.

Este proceso mágico consta de tres fases que empezarían por marcar un objetivo, formular y proyectar la runa o las runas correspondientes y por último poner la intención de que el poder rúnico, influya sobre el objetivo de la forma deseada.


En definitiva, las runas son todo un terreno para estudiar y explorar en profundidad. Y por supuesto no son un mero método de adivinación, sino un camino iniciático para el practicante de sus virtudes.
5 1 vote
Article Rating
Suscríbete
Notificar a
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola.    Ver Política de cookies